El cantante ecuatoriano Waldokinc mantiene viva la jerga esmeraldeña con su música

Esmeraldas.- Waldokinc, con su “sazón al caminao” mantiene viva la jerga esmeraldeña, y la ha incorporado a su música de tal forma, que su estilo urbano ha logrado diferenciarse de la música urbana común.

La fuerza con la que ha impactado es notable en las más de 12 millones de vistas que canciones como “Somethe” tienen en la plataforma de YouTube.

Como sucede en tantas partes del mundo, en Esmeraldas hay palabras y frases que se usan de manera frecuente en esta región, que en algunos casos se ven adaptadas al dialecto y tomadas por compositores para darle esa esencia o chispa especial a sus éxitos musicales, como es bien conocido el caso del cantante.

Y es que no solamente en sus letras y composiciones se demuestran lo importante de las raíces para el artista. Sino que, incluso en la producción y realización de sus videos musicales, como en el video de “Rikíjimo” podemos admirar el paisaje costero de Ecuador y conocer lugares recónditos de la capital de la provincia verde.

Otras expresiones comúnmente usadas por el cantante en sus exitosas letras son: “cheverísimo”, “maquiavelísimo” entre algunas más que solo demuestran el gran ambiente de fiesta que se vive en Esmeraldas.

El pueblo esmeraldeño ha creado, ensayado, combinado y transformado palabras del día a día en un exclusivo grupo de jergas que el cantante ecuatoriano ha sabido aprovechar para posicionarse en el mundo del reguetón.

Y es que la forma diferente que tiene Waldokinc El Troyano para llevar el mensaje de alegría y fiesta a su público es notable, en simples frases como: “Tu eres vaga te voy a encombar” en la que hace referencia a una chica que llega a una fiesta y a un chico que la lleva con su “combo” o con su grupo de amigos para pasar un buen rato.

Un mensaje de fiesta “en buen plan” como diría el cantante que no tiene la necesidad de usar referencias a sustancias psicotrópicas o denigración a otros géneros musicales para que sus letras se conviertan en aquellas canciones que prenden la disco o la buena fiesta.

El éxito de “Waldo” se encuentra en la fusión de reguetón, cumbia y un vocablo esmeraldeño equilibradamente bien combinados. Y sin duda, seguirá impactando con sus composiciones futuras que seguramente seguirán reflejando la fuerza con la busca mantener sus raíces latentes.