James decidió inclinarse por lo que le apasiona: La pintura

IBARRA.- “Nunca me sentí libre, hasta que tome la decisión de hacer lo que de verdad amaba”, mencionó Jhonatan James Verdugo Caipe, un joven que decidió vivir de lo que realmente le apasiona: pintar y dibujar. Es un artista profesional.

Nadie puede escoger el lugar donde nacer, pero, en algunos casos, sí el lugar donde quiere vivir. Esto le ocurrió a James Verdugo, un joven que vino al mundo al sur de Colombia, precisamente en Ipiales (ciudad fronteriza con Ecuador).

Sin embargo, James reside en la Ciudad Blanca y se siente un ibarreño y ecuatoriano más. De hecho, el último de sus hijos nació en la Ciudad Blanca.

James está dedicado de lleno profesionalmente a las artes plásticas, pero su especialidad es la pintura.

“Anteriormente solo era un hobbie. Lo hacía esporádicamente porque me gustaba, pero no pensaba vivir de ello. Me había acostumbrado a trabajar 12 horas diarias en otra rama muy aparte a las artes. Sin embargo, nunca me sentí libre, hasta decidirme por hacer lo que más me gusta”, mencionó Verdugo.

“Obviamente con demasiados temores, ya que imagínate: tener tu familia, tu esposa, tres hijos y de un momento a otro cortar con muchas comodidades eso fue muy difícil, porque los que viven del arte saben que este camino no es fácil y yo lo he podido vivir en carne propia”, añadió el artista, quien se formó en el Instituto Superior de Artes Plásticas Daniel Reyes.

Esta institución está situada en la parroquia que es la cuna del arte en la “Provincia de los Lagos y en el norte del Ecuador”. Se trata de San Antonio de Ibarra.

A James le gusta pintar de todo: paisajismo, retratismo, muralismo, entre otros. Sin embargo, cuando está metido de lleno en su mundo, la pintura, no procura realizar la obra como se observa, sino que trata de darle su toque muy personal.

Le gusta experimentar mucho con las texturas, las manchas, los pigmentos. Para lograrlo utiliza diferentes materiales. Al ir creando cada una de sus obras, Verdugo disfruta mucho del el estilo impresionista contemporáneo.

El trabaja en una temática de identidad artística personal: Fe contemporánea. “Con mi manera de vida, mi arte, busco llegar al corazón afligido de las personas. Corazones vacíos, con hambre y sed de justicia. Mi pintura debe romper cadenas, aniquilar adicciones, llevar esperanza y libertad. Ese es mi mayor objetivo”, sentenció James Verdugo.