Mujer colombiana puso día y hora para concretar su muerte

¿Se ha puesto a pensar qué tan difícil sería tomar una decisión de esa naturaleza?. ¿Es cobardía o es valentía?.
Lo cierto es que este caso fue difundido a través de muchos medios internacionales que permiten despertar una serie de sentimientos encontrados.

Martha Lira Sepúlveda Campo, de 51 años, fue diagnosticada con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) en 2018. Con el tiempo, se agudizaron los dolores, el daño muscular y las dificultades de movilidad, así que en marzo 2021 le dijo a su médica que quería acceder a la eutanasia, lo que era imposible debido a que su enfermedad no era terminal.

La agencia AFP, dio a conocer que tres meses después, la Corte Constitucional amplió el derecho fundamental a morir dignamente a este tipo de pacientes y dio luz verde a su deseo.

Camila Jaramillo Salazar, abogada de Martha Sepulveda, explicó que, cuatro días después del fallo, interpusieron el derecho de petición ante la IPS para acceder a este derecho.
“En cuestión de diez días, le aceptan el procedimiento. Esto hace que Martha sea la primera persona en acceder a la eutanasia sin tener un diagnóstico terminal. Los pacientes tienen derecho a decidir dónde, cuándo y a qué horas ocurre la eutanasia”, señaló.

La mujer decidió recibir la eutanasia el próximo domingo 10 de octubre a las 7 de la mañana en una IPS de Medellín.

La abogada de DescLab, que es un Laboratorio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, explicó que, inicialmente, Martha Sepúlveda había elegido el 31 de octubre para ponerle fin a su vida de una manera digna, pero adelantó la fecha por el deterioro en su salud.

“Cada persona toma una decisión libre y autónoma sobre lo que considera es su vida digna. En el caso de Martha, además de los dolores físicos, es muy importante tener una vida autónoma e independiente. Obviamente, la pérdida de movilidad hizo que la decisión la adelantara”, puntualizó.

Hace una semana, Martha Sepúlveda Campo renunció a su trabajo en una constructora. Vive en Bello, Norte del Valle de Aburrá, y tiene un hijo.

En sus redes sociales, Federico Redondo Sepúlveda, su hijo, agradeció los mensajes que ha recibido por la valentía de su madre y la suya. En uno de los trinos dijo: “Esa es mi mamá (más bien mi vida)”.