Consternación por ahogamiento de un niño en el río Chota

IBARRA.- Con los ojos llenos de lágrimas y notable desesperación, Jeicob Jacob García, de 23 años de edad, llegó hasta Diario El Norte.

El joven, a pesar de estar devastado, quería contar cómo su sobrino perdió la vida ahogado, en un vado construido recientemente en el río Chota, específicamente bajo el puente de la comunidad de El Juncal.

Jeicob contó que el niño perdió la vida aproximadamente a las 11:40 del último viernes. Su sobrino, Jacob Jaziel Chalá García, de 10 años de edad, era el único hijo de su hermana, y salió de la casa, como todas las mañanas, para bañarse en el río, pero su familia no imaginó que sería la última vez que lo vieran con vida.

El tío del menor mencionó que por una gestión realizada por el GAD Parroquial, terminaron esta semana de ejecutar la construcción de un estanque o vado, donde la gente pueda acudir a bañarse, pero en sitio su sobrino se ahogó.

“Personalmente creo que no lo realizaron bien, ya que tengo conocimientos sobre este tipo de construcciones y hace años no me permitieron hacer un vado, porque el agua se iba a estancar, se iba a hacer profundo y hay menores que pueden correr riesgo. Quiero que la comunidad y las autoridades tomen conciencia, porque pueden haber consecuencias fatales. Mi sobrino cumplió 10 años el pasado domingo, todos los días los niños de la comunidad salen a bañarse, pero normalmente no a un río intervenido por maquinaria”, agregó mientras esperaba que el cuerpo del niño llegue hasta la morgue del hospital San Vicente de Paúl de Ibarra.

Finalmente dijo que su sobrino, por el muro, se ha quedado atorado y ha fallecido ahogado, porque no habían adultos que puedan sacarle, y cuando ya pudieron auxiliarle, el ya no resistió y murió. “Mi mamá está destrozada, yo llegué a mi casa y los vecinos me informaron lo que pasó con mi sobrino, corrí al río y la gente estaba pasmada. El cadáver fue sacado por los moradores, a quienes agradezco mucho, y luego le llevaron a tratar de revivirle en el peaje de Ambuquí”, dijo.

Minutos más tarde los miembros policiales llegaron al sitio y luego el cuerpo del niño fue trasladado, por sus familiares, hasta la morgue, en donde ayer le realizaron la autopsia de Ley, antes de sepultar sus restos.